Deborah Wiles

Nació en Mobile, Alabama, pero pasó los veranos de su infancia en un pueblecito de Misisipi. Siendo ella muy joven descubrió dos cosas importantes: que le encantaba escribir y que los cementerios eran lugares estupendos para ir de pícnic. Actualmente tiene 4 hijos y 2 nietos, y vive en una casita de Atlanta, Georgia.